Jack el Destripador

Ha transcurrido más de un siglo y todavía perdura el misterio e intriga. Cinco crímenes inmortalizados en Whitechapel en 1888, hoy en día 5 crimenes son cotidianos, pero en su momento fue un acontecimiento que revolucionó Londres y el mundo entero.

Durante cien años, investigadores, detectives, policías y muchos aficionados han tratado de establecer un perfil psicológico que ayudase a determinar la personalidad o el nombre del asesino, pero hasta ahora solo se han podido identificar los nombres de unos posibles sospechosos. Tal vez por ese motivo Jack el Destripador se ha convertido en el asesino en serie más conocido de la historia. Su nombre nos deleita una silueta entre la niebla del Londres Victoriano, una sombra con capa y sombrero negro que ataca a sus víctimas y desaparece para siempre de la escena del crimen… Es un gran misterio sin resolver.

Primera Víctima: Anne Mare Nichols

En el año 1888, Whitechapel era uno de los peores distritos de todo Londres. En las calles, hombres, mujeres y niños arrastraban una vida de pobreza y delincuencia en la que muchas veces el único alivio era el que podía ofrecerles una botella de alcohol barato. Los callejones oscuros desembocaban en bares mugrientos y burdeles miserables en los que algunas mujeres se ganaban la vida prostituyendo sus cuerpos por unos pocos peniques. Fue precisamente aquí, en el East End londinense, donde tuvo lugar el breve reinado de terror del temido descuartizador que firmaba sus crímenes como “Jack el Destripador”. Sigue leyendo

Anuncios